miradascelestes

lunes, abril 30, 2007

Sumergida entre las paredes blancas
de donde péndula una fotografía del instante
en que por primera vez sintió a su apéndice vivo,
Ana cruza una pierna por encima de la otra
para continuar oyendo su voz propia
y ajena.
Se ríe y tambalea de un lugar a otro con un vaso de vino a medio llenar.
Un sorbo humedece las palabras y las ganas.
El eco de la habitación hace que se escuchen los más íntimos
sonidos hechos pensamiento
y la cálida noche hace llover gotas de sudor
que resbalan por la espalda.

Un solo instante,
silencio.
Los ojos brillantes se posan y la boca
se abre para decir: Aquí estamos nuevamente.

8 Comentarios:

  • Aquí estamos inertes como estatuas de sal...

    besitos

    Por Blogger Hôichi, A la/s 12:45 p. m.  

  • creo que en algún momento me he sentido como ana,
    aunque sumergida en mi propia soledad la cual no dejo ir, porque cuando se va la etraño...

    Por Blogger Amelie, A la/s 11:29 p. m.  

  • Nada como la sencillez bien hilada para crear un personaje real con el que identificarse.

    Un aplauso

    Por Blogger Ana R, A la/s 4:41 p. m.  

  • Como lo dijo Ana, aquí estamos nuevamente...

    Un saludo

    Por Blogger CARLOS A. GAMBOA, A la/s 9:33 a. m.  

  • "ESTAR" a veces es simplemente un punto de vista...he estado ausente de muchos lugares en que estuve


    salud y mas que suerte

    Por Blogger Fuego Negro, A la/s 9:47 a. m.  

  • A medio llevar, o medio vacio, el eterno dilema, hay veces que no sabemos como estamos, ni cual es la causa.
    Un abrazo.

    Por Blogger IGNACIO, A la/s 5:27 a. m.  

  • ...y a partir de ese estar se abre un mundo ¿o no?
    Yo apuesto porque sí.
    Que se empieza estando con uno, y luego se recorre el camino de retorno hacia el afuera. (El que retroalimenta)
    Estamos, somos...

    Besos, Ange

    Por Blogger Mar, A la/s 10:12 a. m.  

  • Niña, me produce un sentimiento encontrado leeros. El tiempo a veces se me agota y veo que hay muchos relatos que me he perdido.

    Tenés una forma de narrar, tan especial, que aunque sea breve o extenzo el relato, envuelve al lector, y eso sí que es un logro.

    Hasta una próxima vez.

    Por Blogger Kadannek, A la/s 10:51 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]



<< Página Principal