miradascelestes

miércoles, septiembre 13, 2006

Un día en el tiempo


Un cuerpo yace tirado con los brazos abiertos en medio de la ciudad que le pasa por su costado. Su mirada está clavada en el infinito azul que está encima de su cabeza. Grita palabras apenas soñantes que se le escapan. Su pecho se agita con cada respiración y su piel está quemada. Sus manos están aturdidas buscando una señal.
Más adelante una joven pareja, pegada a la pared se abraza. Él mete su mano por detrás de la blusa de ella mientras sus lenguas se aprietan infielmente. El deseo alumbra la calle y desde lejos se ve el temblar de sus cuerpos gritando ser devorados. Mi caminar se dirige a ellos y quiero un roce que me haga sentir su piel. El cabello de ella danza con el viento húmedo anunciando la tormenta y pequeñas gotas le adornan; él en cambio, se esconde entre su cuello, entre sus hombros. Ella se aprieta más. Continúo caminando alrededor de ellos como espía permanente. Sus labios se abren tímidamente buscando un gemido y su mirada parece mirarme pero sus pupilas están ligadas a su propio deseo. Las manos de él siguen su camino obstaculizado por la incomodidad de sus ropas; bordea su espalda con la yema de los dedos, bordea la curva de sus glúteos firmes y delicados. Una sonrisa se me escapa mientras el paisaje empieza a temblar.
En la escalera se encuentra una mujer con su diminuto hijo vestido de colores. Ella con un cajón lleno de dulces que ofrece a todos los cuerpos con ojos que le miran y suspiran. Su hijo juega con piedritas que se convierten en soldados a punto de empezar la batalla; a menudo la madre le mira siempre de reojo.
Abajo, en la calle, se encuentran más vidas que se entretejen en una interminable maraña; en sus rostros se nota la ansiedad de un evento que les sorprenda y saque del abismo que les seduce hora tras hora...

Y yo, sigo caminando, aferrada al tiempo…
(pintura de Adán Dorfman)

8 Comentarios:

  • Como reportera del crimen, tu eres reportera de lo cotidiano.
    Un aplauso a la notera que no cesa en traernos el periodico poetico de esos momentos que hacen noticias en tu existencia.
    Pucha, que te puedo decir, a veces te leo y me siento demasiado conectado a ti y la verdad nose porque, no tengo explicación para eso.
    Cuando leo lo que escribes, es como que de manera magica pudiese introducirme en tu alma, que relata, narra y magicamente parafrasea el destino creativo del presente en tu mundo, a veces te amo, porque sos magica.

    De verdad sos muy especial para mi

    Por Blogger Andrés Asenjo Morosetti, A la/s 1:06 a. m.  

  • hola me encanta lo que escribiste es realmente bello.. es la pintura de un día cualquiera en el que se atraviesa una de esas escenas que a veces son agradables y a veces no.. me encanta como escribes.. saludos tu tocaya

    Por Blogger Ana Isabel, A la/s 9:20 p. m.  

  • Querida Angélica.
    Ante todo debo agradecerfte profundamtne, tu hermoso comentario, y tu no menos grata visita.
    Disculpa desde ya la demora involuntaria en llegar hasta aqui, por favor.
    Con respecto a esta historia, te dirè que me encantò, pues curiosamente parece verte deslizar tus pasos ante cada situaciòn que has pintado magnìficamente con tus palabras.
    Es tal cual lo que suele ocurrir en la vida, cuando uno no se cansa de seguiior caminándola con la avidez de tus gustos,y la sensiibldiad con que lo sigues haciendo tù.
    Me encantarìa luego de leerte, que pudieses escuhcar , si es que no lo has o´ñido por tu tierra, el tema LOS CAMINOS DE LA VIDA, de y por Vicentico, ex cantante de LOS FABULOSOS CADILLACAS, tal vez hayas odio nomrbrarlos.
    no te l apierdas, es una belleza, y aquì te paso una web donde tienes la letra.
    http://www.cancionerolatino.com.ar/letra.php?id=1869

    Un besito, y hasta cualquier momento, desde mi barco seguirè tus pasos para ver que todo ande bien.

    Por Blogger El Navegante, A la/s 3:03 p. m.  

  • Y ¿Bueno? Antes de hablar de la muerte en mi blog, terminemos de ver que significa EL CUERPO.

    Felicidades por tus textos. Son exquisitos.

    Por Blogger Aristóteles, A la/s 6:08 p. m.  

  • Eso de caminar perdido... un día mas en el tiempo y ser testigo de lo que ocurre a tu alrededor, me ha llevado muchas veces a escribir relatos en mi Blog. Claro, no con tanto talento como tu lo haces. El querer parecer un testigo mudo frente a las miles de cosas q estan sucediendo, que ocurren, tratando de comprender el por qué de las consecuencias, es lo que muchas veces me cuestiono. Me considero un observador por excelencia (y no solamente se debe, a mis grandes ojos negros).

    Me gusta el detalle metafórico que le das a tu narración. Espero nos sigamos leyendo. Un abrazo!

    Por Blogger Sólo Adán, A la/s 9:50 p. m.  

  • más vidas que se entretejen en una interminable maraña... somos parte de ella.
    Hermoso relato, repleto de imagenes y un excelente texto para releer.

    Un abrazo.

    MentesSueltas

    Por Blogger MentesSueltas, A la/s 6:36 a. m.  

  • No morir por la rutina, eso podríamos intentar. Escapar de ella, así como la relatas, evitar que nos agobie.

    Por Blogger Gatto, A la/s 12:48 p. m.  

  • foto tras foto...un viaje que destroce lo cotidiano,que haga de la rutina un recuerdo y del deseo un alimento imprescindible

    un viaje,sus letras son un viaje
    salud y mas que suerte

    Por Blogger Fuego Negro, A la/s 1:18 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]



<< Página Principal